miércoles, agosto 20, 2008

La Generación digital: ¿simultaneidad o secuencialidad?

Hemos hablado en diversas ocasiones sobre la Generación digital últimamente (I y II). Y parece que el tema está de moda. El domingo, La Vanguardia publicaba un artículo sobre el tema: Generación multitarea. Me llamó la atención esta declaración de Mara Dierssen, investigadora del Centre de Regulació Genòmica (CRG) de Barcelona, que precisamente da título a este post:

"desde el punto de vista cognitivo, hemos de tener en cuenta dos conceptos: tareas secuenciales y tareas simultáneas; muchas de las cosas que creemos que los adolescentes hacen a la vez, en realidad las hacen una detrás de otra, pero a mayor velocidad de lo que las haría un adulto".

La aclaración es clave, porque se dice que estos jóvenes pueden hacer hasta 5,6 cosas digitales a la vez. Pero quizá no las hagan a la vez, sino una detrás de otra: escriben en un documento Word, luego buscan algo por Internet, luego responden a una conversación del Messenger, luego escriben un e-mail…

Y si queréis leer más sobre el tema, Antoni Gutiérrez-Rubí trata el tema esta semana en Cinco Días.

2 comentarios:

alycie dijo...

En mi opinión, las mujeres, al menos las españolas que conozco, son mas situacionales, responden mejor a las respuesta de conjunto (¿intuitivas?) mientras que los hombres, somos, al menos, los que yo conozco, somos mas secuenciales, es decir, siguen mas las listas de revisión/comprobación, que la situación en sí.

Senior Manager dijo...

Es cierto...Se tiene la creencia de que los jóvenes por haber crecido “rodeados” de tecnología tienen la capacidad de realizar varias tareas al mismo tiempo, como escuchar música mientras chatean en Messenger o navegar en Internet mientras estudian o incluso chatear en foros de Internet mientras escriben un SMS en el móvil, etc.... pero luego de haber trabajado con personas de todas las edades en empresas multinacionales ubicadas en ambos lados del Atlántico y observando cómo es el comportamiento de cada generación, he reflexionado sobre la veracidad y exactitud de esta teoría y el resultado es que no estoy de acuerdo con sus planteamientos.

De hecho los mayores cuentan ahora con la ventaja de tener las herramientas necesarias para ponerse al mismo nivel tecnológico que los más jóvenes. Y como contraste, los jóvenes no aparentan estar preparados para afrontar el mundo actual, ya que no han podido salvar la brecha que los mantuvo separados de la realidad durante su juventud y que siempre les rodeaba, al haberse mantenido en contacto con el mundo exterior utilizando sólo medios tecnológicos que luego no han podido aplicar ni usar en su trabajo o en núcleos sociales diferentes a los de su juventud (cerrados). por eso no pueden relacionarse con su nuevo entorno, lo que representa todo un desperdicio.

Y que conste que no se trata sólo de mi opinión sino mi experiencia de primera mano trabajando tanto con empleados jóvenes como con más mayores. En nombre de esa experiencia hablo y a ella me remito.
Slds
SM