miércoles, enero 02, 2008

Gatekeepers y teorías de comunicación


Fuente: McNelly, recogido en el blog de Javier Velilla.

Año Nuevo, posts nuevos. Muy interesante este post de Javier Velilla sobre la efectividad de las notas de prensa, que se basa en las conclusiones del estudio "Periodistas, Empresas e Instituciones" (descargar en pdf) realizado por Demométrica y Estudio de Comunicación entre más de 200 profesionales del periodismo con puestos de responsabilidad en la redacción de diversos medios de comunicación. Se trata de la segunda edición de este informe. El principal dato a destacar no nos resulta desconocido: sólo el 12% de las notas que se reciben se consideran publicables.

Aunque, sin duda, lo que más me gusta de este post son las reflexiones y comentarios que hace Javier respecto al tema. Y es que resulta curioso que esta cifra sea en realidad “muy similar a la registrada por el psicólogo social White en el lejano 1950, cuando analizó el rol de un editor de teletipos que debía justificar las razones por las que seleccionaba sólo el 10% de las notas informativas de agencia que recibía diariamente”, explica.

Repasa también el proceso de gatekeeping, y cita los trabajos del psicólogo Kurt Lewin y de John McNelly, que seguramente debí de estudiar en algún momento de la carrera pero que no recordaba. En este sentido, me ha parecido muy visual y muy claro el gráfico de McNelly que reproduce en su post y que tomo prestado. El esquema recoge su modelo sobre la circulación de noticias. Habrá que echarle un vistazo a sus trabajos.

3 comentarios:

Ignacio Duelo dijo...

Muy interesante. No hemos avanzado gran cosa en 50 años.

Le dejé un comentario a Javier. Gracias por el link.

Saludos desde este lado del océano.

Javier Velilla dijo...

Cristina e Ignacio, gracias por la referencia y me alegro de que os haya interesado el análisis. Estas navidades he sacado algo de tiempo para seguir con mi tesis doctoral sobre agenda y comunicación, y me he encontrado algunas joyas que trataré de ir publicando en mi blog.

Me interesa el enfoque del gatekeeping, que entiende la comunicación como un fenómeno fluido que debe pasar por determinadas fases-filtro. Es un enfoque que tiene en cuenta el entorno de forma muy especial, por ejemplo en el caso de Lewin (que decía eso de que es imposible conocer el conocimiento humano fuera de su entorno.

Autores como Rogers y Agarwala describen esta figura como “un individuo situado en una estructura comunicativa para controlar el flujo de mensajes a lo largo del canal comunicativo. La teoría del gatekeeper establece un filtro en el proceso de enfatización, ordenación y jerarquización de los temas, y previene la sobrecarga de información, filtrando y tamizando los mensajes”.

De este modo, las noticias que publican los medios de comunicación implican una elaboración textual y las teorías de gatekeeping obligan a analizar los mecanismos por lo que algunos ítems son seleccionados y porqué otros son rechazados.

También clásicos, Galtung y Ruge propusieron en 1965 algunas recetas desde una perspectiva propia de la psicología de la percepción individual para medir el grado de noticiabilidad: frecuencia, intensidad, claridad, proximidad cultural, consonancia, imprevisibilidad, continuidad, valores socioculturales, composición.

En resumen, Galtung y Ruge consideraron que cuanto mayor sea el número de factores noticiosos asociados a un acontecimiento más posibilidades existirán de que se convierta en noticia; los factores muy relevantes compensan a los poco importantes; y, por último, el acontecimiento que carezca de estos factores no alcanzará la categoría de noticia.

Antes de preparar la próxima nota de prensa tal vez podríamos tener en cuenta estas ‘viejas’ recetas.

Blogocorp dijo...

Es muy interesante este campo en el que psicología, sociología y comunicación se funden.

Tienes razón, JAvier, no nos iría mal tener en cuenta algunas de estas ideas la próxima vez que redactemos una nota de prensa... Lástima que el tiempo y el tema no siempre lo permitan...

Estaremos atentos a tu blog para cuando vayas descubriendo esas perlas que comentabas.

Un saludo a los dos.