martes, febrero 19, 2008

La odisea de darse de baja en una red social

¿Habéis intentado daros de baja de alguna red social en la que estuvierais inscritos? ¿Os habéis preguntado cómo hacerlo? Ayer El País publicaba un artículo sobre el tema: Abandonar Facebook, una misión imposible, donde relataba el calvario que supone querer desvincularse de una red social. Recuerda un poco a lo que pasa con otros servicios, como los de telefonía o internet: darse de alta es la mar de sencillo pero para darse de baja, la cosa cambia.

En este artículo en cuestión, varios usuarios criticaban la imposibilidad de eliminar totalmente la cuenta. Es decir, que supuestamente estaban dados de baja, pero el resto de usuarios podían consultar su perfil y enviarles mensajes. Al parecer, "la compañía asegura que todo fue un error técnico que afectó a un porcentaje pequeño de usuarios", según recoge otro artículo publicado hoy: Facebook corrige el fallo que impedía desaparecer de la red social. Sin embargo, la pregunta sigue siendo: ¿por qué el proceso de darse de baja no puede ser tan sencillo como un simple click? Está claro: porque no interesa. De la misma forma que a una operadora de teléfono o de internet no le interesa perder clientes.


La noticia da que pensar. Si quisiera borrar todas las cuentas de todas las redes sociales en las que estoy y eliminar todos mis perfiles, ¿cuántas horas tendría que invertir? ¿Cuántos cabreos tendría que soportar?