sábado, noviembre 11, 2006

“Comunicación es acción”

La frase no es mía, es de Joan Costa. Supongo que la mayoría ya lo conocéis. Joan es comunicólogo, diseñador, sociólogo, investigador de la comunicación visual, consultor de empresas y profesor universitario. Ahí queda eso. Además, es el fundador y presidente de la Consultoría en Imagen y Comunicación (CIAC Internacional), especializada en identidad e imagen corporativa y con sedes en Madrid, Barcelona y Buenos Aires.

Pues bien, “comunicación es acción”, ésta es la cita que os encontraréis si entráis en su página web sobre comunicación, donde podréis descargaros artículos inéditos de expertos en comunicación, que se renuevan periódicamente, además de consultar las últimas noticias relacionadas o los cursos online impartidos por Joan. También hay un apartado sobre los libros que ha escrito, como La comunicación en acción, La imagen de marca o Dircom online, libro de texto del Máster Internacional DirCom online.

2 comentarios:

El Bambi dijo...

Conocía el sitio de Joan Costa, pero no había leído su artículo sobre su rechazo a los gabinetes de crisis. Es la primera postura que encuentro en contra de los comités de crisis. Él sostiene que más que prepararse para las crisis, hay que evitarlas. Pero ¿se puede evitar todas las crisis?

Blogocorp dijo...

Si no pueden evitarse todas, seguramente sí la mayoría. Estoy de acuerdo con Costa en que en las situaciones de crisis se suele reaccionar con la postura del "bombero apagafuegos", principalmente por un problema de previsión. La conducta preventiva podría ahorrarnos muchos disgustos (y también mucho dinero).

Sin embargo, si la previsión ha fallado, creo que el Gabinete de Crisis puede ayudar a superar la situación, pero estará condenado a actuar como bombero: apagar el fuego. Si la estrategia de comunicación tuviese en cuenta las posibles crisis y los escenarios que pueden producirse, seguramente esto se evitaría. Aunque, y como dice Costa al final de su artículo, citando a Mme. de Maintenon: "nada hay más hábil que una conducta irreprochable". Que podría complementarse con el popular dicho que reza que "más vale prevenir que curar".