viernes, diciembre 15, 2006

¿Citar o comentar?

Daniel Martí comentaba hace unos días en Comunisfera el estado de la “blogademia” (blogosfera académica), refiriéndose al último número de la revista Reconstruction, Studies in Contemporary Culture que también comenté en su momento. Dice Daniel muy acertadamente que “cuando ves una lista de enlaces pocas veces tienes tiempo de recorrerla”. ¡Cuánta razón tiene!

Tal y como él explica, en su momento yo me referí a esta publicación y sólo reproduje el índice. Y no es la primera vez que me pasa algo así. Descubro una publicación interesante y me encantaría poder leérmela y entonces comentarla en mi blog, pero en ese momento no tengo tiempo de hacerlo. Entonces mi dilema es: ¿espero a leerlo o mejor escribo ya un breve apunte? Y, ante la incerteza de cuándo podré leer toda la información, finalmente suelo decidir hacer una referencia para que al menos otros tengan la oportunidad de acceder a la fuente.

No pretendo, para nada, justificarme. Y tal vez me equivoque actuando así, pero aseguro que la intención es buena.

2 comentarios:

Daniel dijo...

por favor no dejes que se pierdan nuestras notas...
lo que contaba es que a la tercera, me dí cuenta de lo que había, y en parte, aún tengo algún otro interesante artículo pendiente.
no sólo quiero que me guíe el contenido, quiero que palpite algún sentimiento, en este caso consignar experiencia.
así si además de la memoria, perdiera algo de mi carácter me sentiría mejor, leyéndome como fuí o pensaba que era (ya parezco Loyola de Palacio).
pero como clipping blog como asistente para mi débil memoria, el blog a mí también me va de miedo.
besos

Blogocorp dijo...

Tranquilo, Daniel, que por el momento no os libráis de mí ;). He escrito el post porque tu comentario me hizo pensar. Y de eso se trata, ¿no? De conversar. ¡Y la de conversaciones que aún nos quedan por tener!
Un abrazo.