domingo, junio 08, 2008

Estatuto jurídico para los blogs

La Eurocámara promueve la creación de un estatuto jurídico para los blogs. Lo leo en el Espacio del Dircom. La Comisión de Cultura del Parlamento Europeo insta a que los blogs incorporen un “etiquetado voluntario” en el que se informe de la responsabilidad profesional del autor y de sus intereses, leo en el teletipo de EFE.

No sé si la medida es la más adecuada o si funcionará, pero el objetivo está claro: etiquetar los contenidos de tal forma que se pueda saber cuál es la fuente que los crea. Es decir, que el lector pueda distinguir entre contenidos de calidad y aquellos cuyo origen es desconocido. “Los eurodiputados destacan las 'incertidumbres' de los lectores sobre cuestiones como su 'fiabilidad' y su 'imparcialidad'”, dicen. Dado que los bloggers no responden ante estatuto alguno, esto “crea dudas sobre la protección de las fuentes, la aplicación de códigos éticos y la atribución de responsabilidades en caso de acciones judiciales, que deben ser resueltas”.

En esta sesión también se habló de los problemas que suponen las herramientas 2.0, puesto que los usuarios crean y cuelgan su propio contenido muchas veces sin tener en cuenta ninguna consideración. La preocupación no es nueva: ¿hasta qué punto soy libre de colgar una foto de mi vecino en su balcón (que está pared con pared con el mío) sin su consentimiento?

Más allá de obligaciones legales, yo creo en las obligaciones morales. Sigue vigente aquello de que mi libertad acaba donde empieza la de la otra persona. Sin embargo, en vistas de cómo avanza la sociedad, creo que es necesario poner la ley de por medio. Cuando uno mismo es incapaz de autorregularse, la regulación externa resulta obligada. Y que nadie me malinterprete: no estoy en contra de los blogs ni de las herramientas 2.0. Estoy en contra de los malos usos que algunos realizan aprovechando estas plataformas. Ante todo, urbanidad y buenas maneras.

En septiembre se debatirá la aprobación de esta resolución, que también pide defender el pluralismo ante la concentración de medios. Veremos en qué acaba la cosa.

5 comentarios:

Senior Manager dijo...

¡¡Humm!! La regulación...Pues creo que es una medida necesaria, me parece que hay demasiados blogs por allí haciendo más mal que bien y aunque todos tenemos derechos, pues también tenemos deberes.
A ver en que se convierte esta iniciativa.

javier velilla dijo...

La verdad es que no me gusta mucho la iniciativa. Al final, como dices, es cuestión de urbanidad y de buenas maneras.

Hace unos meses Tim O’Reilly y Jim Wales proponían un sencillo código de mínimos que ya despertó suspicacias:

– Asume la responsabilidad no sólo por tus propias palabras, sino también sobre los comentarios que permites en tu blog.
– Etiqueta tu nivel de tolerancia para comentarios abusivos.
– Considera eliminar los comentarios anónimos.
– Ignora a los trolls.
– Continúa la conversación fuera de internet, habla directamente, o encuentra a un intermediario que pueda hacerlo.
– Si conoces a alguien que se está comportando mal, hazlo saber.
– No digas nada online que no podrías decir en persona.

Toni Mascaró dijo...

Estimada Cristina

Creo que el bien más preciado que tenemos es la Libertad y la libertad de expresión.

Creo que las personas han de poder expresar sus ideas o noticias de forma libre y sin censuras y aunque si que es cierto que en Internet hay mucho contenido basura, los medios agregadores y los usuarios cada vez más avanzados se ocupan de dejarlos en el olvido.

En definitiva, los gobiernos están intentando callar a la sociedad, y le tienen mucho miedo a los millones de blogs que se han convertido propiamente en un medio de comunicación, un altavoz que no pueden controlar.

Creo que las leyes sobre propiedad intelectual se pueden aplicar perfectamente a estos nuevos formatos, y no hace falta ninguna ley que regule nada.

Saludos

Toni Mascaró
www.tonimascaro.com

Blogocorp dijo...

Interesante lo que comentas, Toni. Una lástima que los gobiernos vean la expresión del pueblo como un riesgo y no como una oportunidad, ¿no crees? Veremos cómo acaba el tema...
Saludos,

Blogocorp dijo...

¡Hola Javier!
Curioso, que la propuesta de O'Reilly y Wales despertara suspicacias, porque no hace más que apuntar algunas notas de sentido común, ¿no crees?