martes, octubre 23, 2007

Trolls, cibervandalismo y suplantación de identidades en la red

Leo dos artículos interesantes en El País de hoy:

Insultar en el 'blog' se paga donde se habla de trolls, "cibervandalismo" y del eterno dilema: ¿quién es el responsable de los comentarios de un blog o de un foro? Yo soy de la opinión que cada uno es responsable de sus opiniones, así que la responsabilidad de los comentarios es del autor de cada uno de ellos y no del propietario de la web donde se dejan. Pero después de ver sentencias como la de Iván Fresneda, que le cayó una multa de 200 euros por injurias debido a un comentario que publicaron en su blog, una se plantea muchas cosas...

Cuando yo no soy yo que habla de la suplantación de identidades en internet y explica varios casos relacionados con Twitter.

4 comentarios:

Federico Lucchini dijo...

Que le pasò a Fresneda? Esto me parece muy raro. En italia todavia no ha pasado nada parecido... si me explicas algo voy a escribir un post en mi blog!

Blogocorp dijo...

¡Hola Federico!

lo explica en el primer artículo. Copio textual:

"'José Antonio, cabrón, cuando tenga coche te voy a matar'; este comentario, colgado por ataulfo webos largos en el blog de Iván Fresneda, le costó a este chico de 18 años un disgusto y una multa de 200 euros. El mencionado José Antonio, profesor de Filosofía de Iván en el instituto, le denunció por injurias.

En el juicio, celebrado en verano de 2006, Iván facilitó al juez la dirección IP -el número que identifica cada conexión a Internet, que puede ser fija o dinámica- desde donde se habían vertido los comentarios. No sirvió y fue condenado. "Si un escrito ajeno es publicado sin que el medio conozca la identidad de su autor, ha de entenderse que el medio ha asumido su contenido", decía la sentencia.

Iván ha recurrido a la Audiencia Provincial de Madrid y ha ganado. Asegura que mostró buena voluntad y ayudó a facilitar la identidad del autor del comentario insultante. "No tengo por qué responder de un comentario que hace otro", dice, y explica que las leyes están muy verdes en todo lo relacionado con Internet. "Mi juicio fue un caos. Tuvimos que explicar incluso al juez qué era un blog y cómo funcionaba", se queja. Sí tendrá que pagar otros 200 euros, sin embargo, por un comentario que él mismo hizo en su blog, en el que criticaba los métodos educativos de su profesor."

Fabián dijo...

Cristina:

Hace poco estuve en un seminario sobre web 2.0 donde intervino un abogado. Su charla fue muy interesante y tocó este aspecto.

Aunque reconocía que había ciertos vacíos legales y huecos para la interpretación más o menos libre de la ley, nos previno sobre el hecho de que cualquier empresa o persona sí puede ser considerada responsable de los comentarios que terceros hagan en sus páginas.

Recomendaba establecer normas de uso y filtros básicos (sobre todo en el caso de las empresas, que pueden estar en el punto de mira de reclamaciones millonarias). Otra recomendación esencial es la "actitud para responder con rapidez y diligencia" a la hora de borrar comentarios injuriosos y colaborar con las autoridades en el caso de que los comentarios puedan ser constitutivos de delito (las injurias y amenazas son delito).

Por lo tanto, los propietarios de blogs debemos estar atentos a lo que escriben nuestros comentaristas, borrar de forma inmediata los comentarios insultantes (no nos vale escudarnos en que el insulto lo pronunció otra persona), conservar los datos que podamos (dirección IP desde la que se emitió el comentario, por ejemplo) y facilitar esos datos a las autoridades siempre que se requieran por escrito.

La clave está, según explicó este abogado, en esa actitud diligente a la hora de hacer "comment gardening". En el caso de tener un blog con muchos comentarios de trolls, el filtro previo de los comentarios es aconsejable.

Blogocorp dijo...

Gracias por la explicación, Fabian. Sin duda resulta esencial estar atentos a los comentarios, para evitar males mayores, según veo. Habrá que tomar nota.